Una aventura gráfica bien real

Esta vez empezaremos por el final. Y el final son risas. Muchas risas. Pasamos de la tensión a la sorpresa, de allí a la liberación de adrenalina para seguir con la euforia. Euforia de haber conseguido un mini reto, de haber sabido trabajar en equipo, de haber podido desordenar una habitación de arriba abajo como si no hubiera mañana para encontrar la pieza que faltaba, y conseguirlo.

Después se abre la puerta, a cuatro segundos de agotar la contrarreloj, con el corazón en la boca. Lo que pasa desde este momento hasta el final (que en realidad es el principio) dura casi una hora pero nos pasa como si fuera un pestañeo. ¿Por qué? Porque estábamos entretenidos, concentrados, todos a una con un objetivo común: salir de allí. Como diría el psicólogo húngaro Mihaly Csikszentmihalyi, no nos dimos ni cuenta del paso del tiempo porque “estábamos en flow“.

Estamos siendo quizás un poco jeroglíficos, pero es que esta es parte de la esencia de este juego de escapismo. Parapark* es una aventura gráfica rollo Monkey Island, Day of the Tentacle y muchos otros clásicos de los videojuegos, en la que tienes que ir resolviendo acertijos que te llevan a tu objetivo final –en este caso, abrir la puerta de salida–; solo que aquí la aventura es bien real. El juego se desarrolla en las habitaciones de un espacio cerrado habilitado para ello, donde te encuentras pistas, objetos, códigos y mecanismos que os servirán (o no) a tú y tus colegas para resolver el enigma y poder abrir, con un poco de suerte, la maldita puerta. Una hora de flow (llámale flow, llámale felicidad) para todos aquellos adultos con alma de niño y ganas de reírse un buen rato.


*Parapark está en Madrid (calle Manzana, 15 local derecha) y Barcelona (calle Rei Martí, 33), además de Hungría y Croacia.

Tags ~ , ,

suscription_es

banner_inta_perdiz7