Colaboradores PERDIZ #8: Carlota Guerrero

¿Quién eres y a qué te dedicas?

Soy Carlota Guerrero y me dedico a la imagen en general. Utilizo muchas herramientas distintas para proyectar diferentes imágenes: a veces foto, a veces vídeo, a veces performance.

Foto de Paloma Lanna @palomawool para @bonmagazine

¿A qué hora te levantaste hoy y qué desayunaste?

Hoy me he levantado a las ocho y me he quedado en la cama leyendo un libro al que estoy muy enganchada: The Book de Alan Watts. Desayuné un té, y estoy volviendo a desayunar ahora, así como ves: una tostada con queso y un café.

¿En tu día a día, qué te hace feliz?

No lo sé, muchas cosas: estar viva, tener piernas. Ehmm…

¿ Recuerdas la última vez que algo te hizo reír y qué fue?

Ayer me reí mucho. Estaba en el gimnasio, en clase de baile, tenía mucha sed y sabía que mi amiga Olga estaba fuera con su botellita de agua, corriendo. Entonces de una salí y le robé la botella de agua y me la bebí toda entera y ella me dijo: “¡Oye, oye! ¿Qué haces?”. Luego me dio mucha risa pensar que había sido una ladrona de agua.

¿Y qué has hecho para PERDIZ?

Para PERDIZ #8 he hecho un reportaje sobre los ecosexuales. Y la portada.

Hicimos también una portada para #5 –que iba un poco de ecosexuales– con una chica cubierta de hojas verdes.

¿Así que ya conocías el tema de la ecosexualidad?

Sí, estaba implícito en mi trabajo; no oficialmente, no es que mis amigos y yo fuéramos conscientes del movimiento, pero sí es verdad que yo llevo retratando gente desnuda en la naturaleza y su cotidianidad durante mucho tiempo, de manera natural. Así que fui a Mallorca –que es donde normalmente hago este tipo de fotos–, lie a unas amigas y nos fuimos a explorar.

¿Te costó encontrar modelos?

La verdad es que no, fue bastante natural. Las chicas tenían ganas de experimentar. Y luego también vino una pareja muy amigos míos que están bastante abiertos a este tema. No presioné a nadie que no quisiese. He pasado mucho tiempo en Mallorca, pero este proyecto me sirvió para descubrir varios lugares que nunca hubiese visitado de otra manera. Lo hicimos en tres días.

¿Os cruzasteis con alguien mientras hacíais las fotos?

Sí. ¿Sabes esa foto que está tomada desde arriba, con dos chicas abrazadas? Nos tuvimos que colar en una cantera abandonada y estábamos solas totalmente. Pero de repente cuando las chicas bajaron para que les tomara fotos desde arriba, empecé a oír un sonido superagresivo. Me giré y había un grupo de diez chicos en motocross. Estaban subiendo y bajando por las montañas de la cantera pero nos vieron y, en vez de pedir perdón e irse, ¡fueron directos a las chicas desnudas! Entonces les tiré la ropa a las chicas y se escaparon, pero fue bastante violento.

¿Has aprendido algo de la experiencia?

Todo este año voy aprendiendo cosas. No tanto sobre el tema de la sexualidad, pero sí sobre poner al mismo nivel todas las cosas de la naturaleza. He empezado a entender que no soy un ente separado del universo, sino una parte del todo. Es decir: el río y yo somos lo mismo; la montaña y yo, lo mismo. Supongo que lo que he aprendido es que el sexo también es algo que también puede incluirse en este idea global.

¿Te inspiraste en otros artistas u obras para este proyecto? Tiene algo de Zabriskie Point de Antonioni, por ejemplo…

Parece que Zabriskie Point tiene muchos planos similares, pero es casualidad. No he visto esa peli pero mucha gente me lo ha comentado y tengo ganas de verla. Creo que ha sido bastante natural. Tengo muchos referentes: desde Ryan McGinley a Synchrodogs, Ren Hang o Lina Scheynius. Pero son fotos que tienen la estética que siempre he usado, con la que me siento feliz expresándome.

¿Hay algo que has cambiado o empezado a hacer recientemente que ha mejorado tu vida?

He empezado a tomar más café por las tardes. No sé si eso ha mejorado mi vida o no, pero me gusta mucho. A cualquier hora. Soy valiente. Es que antes tenía miedo de tomar mucho café, pero ahora lo he superado.

 ¿Podrías recomendarnos un lugar en tu ciudad que te haga sentir bien?

El Arco de Triunfo me encanta. Vivo por allí y me gusta mucho. Esa calle, desde el Arco de Triunfo hasta la Ciutadella, para mí es la más bonita de toda Barcelona. Tiene una luz increíble, las palmeras, es muy amplia, da la impresión que estás acercándote al mar cuando la bajas. Siempre hay gente bailando, de repente te encuentras con unos japoneses haciendo Tai-Chi o con unos chicos haciendo acrobacias en el suelo, y el hombre que hace burbujas gigantes también es un fijo. Es muy divertido.

¿Y una comida que ponga contenta a tu barriga?

Aguacates, mochis, mozzarella, cosas suaves.

¿Y una canción que te ponga de buen rollo?

Zumbi de Jorge Ben.

¿La última buena noticia que has escuchado?

Voy a ser tía este verano.

Tags ~ , ,

suscription_es

banner_inta_perdiz7