La muerte, los peces y el más allá

Texto: Poppy McAlister. Fotos: Kyoko Takemura, Nick Dunne

Antes de empezar su proyecto, El cabinete de la vida (2017), la artista originaria de Japón, Kyoko Takemura, no paraba de darle vueltas a la cabeza. Concretamente, no paraba de pensar en las múltiples preguntas irresueltas sobre la muerte, en los conceptos de alma y de más allá y en seis peces que, aunque estaban muertos, había fotografiado dentro de una pecera que normalmente sirve para conservar a estos animalitos con vida. La obra resultante deja al observador observando su propia ignorancia: no sabemos si el alma existe, pero tampoco sabemos si estos peces están vivos o muertos.

Para Kyoko, la naturaleza incierta de estas preguntas no tienen por qué provocar frustración: “A mí esta incertidumbre me reconforta. Puede que haya vida para nuestra mente y consciencia después de la muerte del cuerpo. Y lo mejor es que nunca lo sabremos”. De la misma forma, dice, esta serie de fotos representa el deseo más perseguido por la humanidad: “Durante miles de años, hemos intentado devolver la vida a los muertos y animar lo inanimado. Situar a un ser sin vida en un dispositivo hecho para mantenerlo vivo funciona como metáfora de ese deseo imposible”. Kyoko insiste en que El cabinete de la vida, que comenzó cuando se preguntó sobre su propia existencia, es un proyecto sobre la felicidad. El estado natural de la vida y del universo es la muerte. Estar vivo es un milagro, una rareza, una maravilla que tenemos que apreciar con todos sus misterios.

Tags ~ , , ,

banner_inta_perdiz7