Butlins: fiesta y disfraces para todos

Fotografía: Anna Fox

A cualquiera que haya pasado una noche de viernes o sábado en una de las principales ciudades británicas estas fotos le sonarán. Para el resto, estos hombretones disfrazados de bailarinas de ballet, personajes de dibujos animados y estrellas del rock puede que requieran una explicación. Este proyecto, titulado Resort 2 (escapadas para adultos), es un encargo de tres entidades (Butlins, la galería Pallant House en Chichester y la universidad de Creative Arts de Farnham, en la que la fotógrafa Anna Fox da clases) y documenta la versión contemporánea de los “Butlins” (resorts vacacionales baratos, típicos del Reino Unido) en la ciudad-balneario de Bognor Regis. Fox aprovechó la ocasión no solo para sacar fotos de toda una institución británica, basada en la idea de que todo el mundo debería poder hacer unas vacaciones en familia, sino que también capturó esa tradición tan británica, un tanto difícil de entender pero tremendamente popular, de disfrazarse de algo estúpido y emborracharse.

“Los resorts de Butlins son un sitio muy especial y con una gran relevancia en la historia del Reino Unido. La institución fue fundada en los años 30 por Billy Butlins y ofreció a la clase trabajadora las primeras vacaciones de verdad que se podían pagar. El precio de una semana de vacaciones en uno de sus resorts era el mismo que el salario de una semana para una persona de la clase obrera. Así que fue un gran fenómeno.”

“Billy Butlin había trabajado en el circo sudafricano. Parece que era un tipo bastante excéntrico. Así que los resorts también tienen cierto punto teatral o circense. Si te das una vuelta por allí, ves que es una atracción tras otra, un espectáculo y otro sin parar. No hay nada ostentoso ni supermoderno, pero todo está diseñado para que la gente esté feliz, para que toda la familia esté contenta. Unas vacaciones de verdad en un sitio seguro. Y ahora, los fines de semana, montan juergas increíbles.”

“A los británicos siempre nos ha gustado disfrazarnos. Estoy convencida de que eso nos viene del teatro de pantomima. Muchas culturas utilizan los disfraces en sus rituales o celebraciones, pero pocas lo han convertido en algo habitual de cada fin de semana. A los hombres británicos también les encanta disfrazarse de mujeres, así que te encuentras a un montón de grupos de hombres y mujeres (la mayoría en despedidas de soltero) que se juntan disfrazados: de hadas y angelitos, de Elvis y Amy Winehouse o de fantasmas… y básicamente lo que hacen es emborracharse y salir de fiesta todo el finde. Pero los disfraces son parte importante de la diversión. Algunos se llevan tres disfraces distintos, uno para cada día. Obviamente, los fines de semana son una cosa y el resto de días es cuando van las familias.”

“Es interesante porque incluso los fines de semana, que es cuando el ambiente es más “adulto”, las fiestas son lugares seguros en los que hay personal del resort que vigilan y cuidan a la gente para asegurarse de que todo el mundo esté bien. Los viernes y sábados por la noche en las ciudades británicas hay mucho jaleo y a veces da un poco de miedo salir por allí. Pero aquí estás protegido. Es como un circo con un muro alrededor.”

Tags ~ , ,

banner_inta_perdiz7